CARTA ABIERTA PASTOR ALFRED COOPER

Junto con el término formal de mi período de Capellanía en el Palacio de La Moneda, he deseado escribir algunas líneas, principalmente de agradecimiento, al pueblo evangélico al que he buscado servir durante estos cuatro años.

Carta abierta a las Iglesias Evangélicas de Chile.

7 de marzo, 2014

Estimados hermanos en Cristo,

Junto con el término formal de mi período de Capellanía en el Palacio de La Moneda, he deseado escribir algunas líneas, principalmente de agradecimiento, al pueblo evangélico al que he buscado servir durante estos cuatro años.

1.  Agradecimientos

Con muchísimo agradecimiento a Dios doy testimonio de Su fiel ayuda en todo aspecto en este alto y privilegiado puesto al cual El me llamó en su gracia.  Estoy seguro que se debe a las incansables oraciones de muchos de Uds. que han acompañado con ruegos y cariñosas palabras de ánimo y consejo a mi persona.  He gozado grandemente estos años en el cargo por las múltiples oportunidades de servicio que me han brindado. He conocido a miles de Uds. en una nueva calidad de amigos por todo el país, algunos abriéndome sus hogares, presentándome a sus autoridades locales, invitándome generosamente a sus púlpitos.  Los grandes eventos como los Te Deum o las Celebraciones en La Moneda me han brindado el privilegio de fortalecer lazos entre las varias entidades evangélicas y gozar de su cercana comunión. Muchos han visitado al Palacio en misión personal o a los Cultos Públicos, siempre saludando, animando y contribuyendo afectuosamente.

2.  La Importancia del cargo del Capellán Evangélico en La Moneda.

Quisiera reforzar la importancia de resguardar esta posición de privilegio en el Palacio de La Moneda lograda históricamente en Chile a través de la larga labor de muchos siervos de Dios en el pasado, privilegio gozado en muy pocos países del mundo y sin precedente en Latino américa.  Estoy seguro que ambos Capellanes que me antecedieron,  el Obispo Neftalí Aravena y la Pastora Juanita Albornoz, se añadirían a mi clamor por hacer cuidadoso resguardo de fortalecer la presencia evangélica en La Moneda buscando apoyar y colaborar con quien quiera sea nombrado/a por la Presidencia de turno. Por estas razones adjunto una descripción de la Capellanía y un perfil de Capellán de La Moneda que, a mi parecer,  podría ayudar en futuros nombramientos y ejercicio de sus ministerios.

3.   Fortalezas y debilidades del pueblo evangélico ante las autoridades.

Es importante también notar que desde la centralizada visión de La Moneda se perciben las fortalezas y las debilidades de nuestro pueblo evangélico.  Si deseamos avanzar en el respeto que se merece el Evangelio debemos asegurar nuestra coordinada y unida aproximación a las autoridades, cuidando que nuestro testimonio sea digno de este Evangelio que predicamos. Si bien nuestra diversidad es una riqueza, nuestras divisiones son un tropiezo. Creo que se ha avanzado mucho en buscar la unidad y es imperioso que consigamos mejorarla. Las Autoridades se escandalizan, no de nuestra poca experiencia política, sino de nuestro poco amor el uno por el otro. Todos admiran profundamente los logros evangélicos en su avance evangelístico, social y su testimonio valórico y de rehabilitación. Todos se sorprenden al enfrentar nuestras enemistades.  Lo que parece en instancias ser una falta de colaboración política de parte del Gobierno, en realidad es una expresión de confusión ante diferentes urgencias contradictorias entre líderes evangélicos. Lo que debiera ser la colaboración escritural de creyentes ante los Gobiernos de turno, cualquiera que sea su visión política, con el propósito de la prédica del Evangelio y la defensa de valores bíblicos se desmorona ante posturas meramente partidistas de algunos sectores de nuestro liderazgo.  Debemos corregir juntos estas deformaciones y alentar nuestras grandes potencialidades, colaborando como  Evangélicos que realmente sirven los intereses del Reino de Dios y buscan avanzar los propósitos del Evangelio.

4.  Una sugerencia práctica.

En respuesta a estas evaluaciones serias (y después de asistir recientemente a un par de reuniones de líderes evangélicos que a mi parecer están demostrando el peligro de caer en los mismos procesos divisivos del pasado) veo como muy necesario desarrollar una estrategia más eficiente que logre unirnos en nuestro testimonio y accionar ante las autoridades. Primero, no es posible seguir como ahora lo estamos haciendo, cada entidad buscando ser la entidad “más representativa” del pueblo evangélico en Chile. La realidad es que cada una de las cuatro entidades mayores representa a los evangélicos tanto en cantidad como en vocería y que existen otros agrupamientos como las Iglesias Históricas, Redes de Apóstoles, etc quienes representan a otras grandes cantidades de creyentes “no alineados”. Existen vocerías desconectadas y que no representan adecuadamente a la mayoría del pueblo evangélico.  Por lo tanto me parece que sería una buena solución al presente escenario los siguientes pasos:

  1. Formar un “agrupamiento piloto” (no quisiera darle un nombre, más bien su función) compuesta por dos miembros (para darle algo de pluralismo) de cada una de las entidades principales: Consejo de Obispos, Mesa Ampliada, CONIEV, CUPECH, y agregar a dos líderes “no alineados”, como las Iglesias Históricas y otros,  más un Presidente para desempatar la votación. Dicha Presidencia podría renovarse o turnarse alternativamente cada año. Sería un cuerpo que renueva por lo menos un cuarto de sus miembros anualmente y que iría configurando su participación de la manera que más realmente representara al pueblo evangélico de Chile.   Este cuerpo “guía” debería ser un cuerpo transversal en lo político y leal, prioritariamente, a los intereses del Reino de Dios y al pueblo evangélico.
  2. Que sea éste grupo (y no las varias entidades “en competencia”) el que proponga y presente nombramientos al gobierno de turno para que se elija de una terna, los Capellanes de La Moneda y los Representantes Protocolares ante las autoridades.  En el caso de ambos puestos, si bien sabemos que es el Gobierno y la Presidencia quienes finalmente concretan los nombramientos, ellos mismos necesitan de las sugerencias del pueblo evangélico para asegurar el consenso necesario para la asistencia eventual a los grandes eventos.
  3. Que el puesto de Capellán se requiere de una mujer o un hombre con perfil y características particulares (adjunto mis sugerencias) y que dure todo el período del gobierno, ya que el trabajo per se requiere de un desarrollo de relaciones con los evangélicos y los funcionarios en La Moneda.
  4. Que el puesto de Representante Protocolar sea por un año y permita que se turnen las cuatro entidades (o a quienes mejor consideren el “agrupamiento piloto”). Esto porque, en efecto, da un sentido de confianza entre todos nosotros al lograr una representación más amplia  e inclusiva de varias de las expresiones evangélicas y no de una sola.
  5. Que hasta se podría trabajar mucho mejor una Vocería Evangélica desde tal organismo uniendo las varias voces evangélicas del país y actuando como foro de estudio y tablero de resonancia continua para dicha opinión evangélica.
  6. Estaría más que complacido, si Dios así lo dispusiera, de ayudar a formar inicialmente, junto a otros, tal grupo, dada la experiencia que la Capellanía me ha brindado.

Digo todo esto, consciente como cada uno de Uds., que nuestro caminar en esta bendita Salvación es enteramente por gracia.  Es por eso que cubro con amor todo lo que ha sido nuestro quehacer durante estos años y entiendo que jamás seremos perfectos sino sólo peregrinos en perfeccionamiento.

A todos Uds. les saludo y agradezco en Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, asegurándoles a cada uno de mi continua amistad,

Fraternalmente en Cristo,

Pastor Alfred Cooper

Para descargar las sugerencias de las responsabilidades y  perfil del Capellán Evangélico, PINCHE AQUÍ. 

Responsabilidades y perfil del Capellán Evangélico

No Responses to “CARTA ABIERTA PASTOR ALFRED COOPER”

Your Name: (Required)

Email Address: (Required)

Website:

Your Comments:


+ 2 = seis